¿Quiénes somos?

¿Qué es Ociotek?
Ociotek es un ambicioso proyecto que aspira a traducir todos los videojuegos que se puedan al idioma español. Nació como un proyecto personal, hará unos 2 años, en el que asumí la ardua tarea de empezar a traducir Black Desert Online, sin ayuda de nadie más, para toda la comunidad. Gracias a la experiencia adquirida en otras empresas del sector y a una elevada motivación, estaba convencido de tener todo lo necesario para llevar semejante carga a buen puerto. Poco a poco se fueron sumando al proyecto otros miembros con idea de colaborar, algunos de ellos se quedaron y otros, con el paso del tiempo, decidieron dejarlo. Por suerte, algunos de los mejores profesionales y jugadores motivados por ayudar a los demás, se han quedado en Ociotek. Gracias a ellos, hemos participado en la traducción de 3 juegos y ahora comenzamos con nuestro cuarto proyecto... ¡Y lo cogemos con más ganas y apoyos que nunca!

¿Quiénes somos los que hacemos esto posible?
El equipo de Ociotek está formado de forma permanente por Iago "Darkwalker" (responsable de las relaciones públicas y Community manager), Javier García "Javi GP" (traductor y verificador) y por mí, Javier Gil "Eklypse" (coordinador del equipo). No obstante, tenemos un estupendo grupo de colaboradores y patrocinadores que nos ayudan con distintas tareas.

Este es el equipo de Ociotek actualmente:

Administradores

Patrocinadores

Colaboradores
  • Nextgen: Traductor/a.
  • Reezhe: Traductor/a.
  • Arieleg: Verificador/a (Bless).

Pero no somos los únicos que trabajan aquí...

Muchísima gente ha colaborado con nosotros, ofreciéndonos su talento de forma altruista y ayudando a la comunidad. Todo esto es posible gracias a esas personas tan fantásticas y, por supuesto, les debemos una gratitud infinita.

Muchas gracias a todos por vuestra colaboración....

Chackra, Chyruka, comando, CrazyTole, Deisvis, ELROX, iDevotion, Inventao, kimisaki, Kraiitu, Lehz, Maxwell60, moikato, moser, Naranjo, NhCitur, nik2, Nozus, Oredroc, Porthos, Soyefra, staylay, Torante, Xabyam... y los que vendrán...